• Son recomendables los baños cortos a las duchas, ya que el baño hidrata más y facilita la penetración de los emolientes. Es más relajante. A temperatura por debajo de 33ºC y menos de 10 minutos de tiempo.
  • Hidrata y nutre tu piel en profundidad. Se  recomienda para nutrir la piel seca o atópica utilizar una crema emoliente de uso diario, puesto que se absorbe mejor. Los aceites naturales y los lípidos de origen natural son emolientes (sustancias que ayudan a hidratar la piel, manteniendo el agua en ella, evitando la sequedad y aportándole suavidad y flexibilidad).
  • Uñas cortas y limpias, para evitar infecciones dado que las pieles atópicas por su sequedad tienden a irritarse y a picar.
  • Utiliza ropa de algodón o lino para una buena transpiración. Evita el contacto de la piel con sustancias irritantes, la exposición al polvo, al pelo o piel de animales y a productos de limpieza. No frotar la toalla cuando se seque la piel. Es muy beneficioso el uso de humificadores en el hogar.
  • La humedad y el sol en la piel moderadamente benefician la piel atópica. A falta de playa son recomendables los baños diarios de sol de 20 min con la protección solar adecuada. La sudoración producida por la sauna y los jacuzzi no son recomendables porque producen picos y irritación en la piel.

Desde greencosmetica.es recomendamos  el Champú y Baño suave con flores de lino Maternatura y el Gel Puro de Aloe Vera 99% de Kueshi. A mi hija le ha funcionado.