Este aceite junto con el aceite de Argán es uno de los aceites más valorados en cosmética natural por sus cualidades y beneficios para cuidar la piel, por lo que sería ideal alternar los dos. El Aceite de Rosa Mosqueta tiene propiedades antioxidantes (Vitamina A, C y E), reparadoras, reafirmantes, hidratantes y antiinflamatorias.

Nutre, hidrata y repara las pieles más secas y dañadas proporcionándoles el nivel de hidratación que necesitan para lucir radiantes.Regenera la piel dañada desde el interior manteniéndola tersa y evitando la sequedad y las asperezas. Es un potente regenerador cutáneo que actúa en cicatrices, estrías y marcas de acné. En las pieles con arrugas, mejora visiblemente su aspecto en pocas semanas además de evitar la sequedad y las asperezas en pieles poco hidratadas. Ayuda a eliminar manchas en la piel. Combate las infecciones. Cuida el cabello y el cuero cabelludo. Retrasa el envejecimiento de la piel y favorece la uniformidad de su tono. Reduce los efectos perjudiciales de la radiación ultravioleta.

greencosmetica.es